Los planes de salud están ordenados en cuatro niveles de cobertura: platino, oro, plata y bronce. Estos niveles muestran, en promedio, qué tanto del costo de los servicios médicos es cubierto por la aseguradora y qué tanto paga el cliente. Estos gastos se producen al momento de recibir los servicios de atención médica; por ejemplo, cuando usted acude al médico o a la sala de emergencia. Por lo general, los planes Platino tendrán las cuotas mensuales más altas, mientras que el consumidor pagará lo mínimo cuando reciba atención médica. Por lo general, los planes Bronce tendrán las cuotas mensuales más bajas, mientras que el consumidor pagará lo máximo cuando efectivamente reciba atención médica. Los niveles de cobertura se conocen también como categorías de metales.

Puede elegir el nivel de cobertura que mejor satisfaga sus necesidades de salud y su presupuesto.

Nivel de cobertura Porcentaje de los gastos promedio que paga el plan de salud Porcentaje de los gastos promedio que paga el consumidor
Platino 90% 10%
Oro 80% 20%
Plata 70% 30%
Bronce 60% 40%

Sin embargo, es importante entender que sus gastos siempre están limitados a una cantidad máxima cada año. Por lo tanto, si tiene un plan Bronce y se somete a una cirugía que cuesta $200,000, NO deberá pagar el 40% de esa suma ni tampoco $40,000,  sino que pagará su límite de desembolso máximo. Será una cantidad significativa (unos cuantos miles de dólares), pero no se aproximará a los $40,000.  Averigüe cuál es el límite de desembolso máximo de su plan y recuerde que si le corresponde pagarlo, no generará intereses y podrá pagarlo a plazos, como cualquier otra deuda.

El rango de cuotas en cada nivel depende de lo siguiente:

  1. Geografía: El intervalo que se muestra en cada nivel incluye las tarifas de los planes enviadas desde todas las regiones del estado. Los costos de la atención médica son más altos en algunas regiones, lo que ocasiona que ahí también sean más altos los costos de los seguros de salud.
  2. Diseño del plan: Dentro de cada nivel de cobertura, existe un rango de deducibles, copagos y límites de desembolso máximo. Estas diferencias producen más opciones para los consumidores.